¡El Éxito es para quien lo merece!

Ya estamos en Navidad y, como de costumbre, son días de celebración pero también de reflexión. Como cada año, hacemos un balance de lo ocurrido en nuestras vidas durante este cíclico periodo de 365 días.

 Se hace común en esta etapa del año el pensar sobre nuestros logros o fracasos; muy a menudo y, en muchos casos, solemos decir algo así como…"Este año no pude lograr mis sueños pero el próximo si los alcanzaré”. ¿Te suena familiar esta frase? Seguro que sí, pues muchos de nosotros podemos mirarnos en este espejo.

 Muchas personas tienen una reflexión semejante en época navideña y comienzos de Año Nuevo. Pero, ¿por qué esto es mayoría entre nosotros? ¿Por qué son pocos los que logran sus sueños? Estas interrogantes son las que te sugiero incorpores a tu reflexión de esta Navidad y procures encontrar y comprender sus respuestas.

 Todos soñamos a menudo, pero pocos somos los que luchamos inteligentemente por nuestros sueños, los que no nos dejamos arrebatar nuestros sueños.

 Si tienes un SUEÑO has de luchar por él con vehemencia. Tienes que llevarlo a METAS CLARAS y resolverte a cumplirlas. Debes elaborar un PLAN y trabajar activamente en él. Tendrás que afrontar y vencer OBSTÁCULOS, pero nada te puede detener en el camino de alcanzar tus METAS. Será difícil al principio, incluso en medio del CAMINO, pero si persistes verás cómo luego de cierto tiempo todo comienza a fluir de manera natural. Habrás incorporado tu TRABAJO a tu rutina diaria, haciendo de él un HÁBITO, un BUEN HÁBITO, el de trabajar por tu SUEÑO de manera natural; así lo haces más llevadero y NO DESISTIRÁS, NO ABANDONARÁS pues será a lo que te habrás acostumbrado. Tu COMBUSTIBLE para el día a día, tu MOTIVACIÓN, será permanente, pues tendrás una META CLARA, sabrás a dónde quieres llegar.

 Si haces todo esto, aunque ahora mismo creas que es mucho, recibirás tu recompensa…verás la MAGIA EN TU VIDA, el ÉXITO por fin tocará a tu puerta y exclamarás...¡LO LOGRÉ!

 Sí, es un momento MÁGICO, porque ocurre cuando aparentemente no te lo esperas. Te sorprende un día, pero ya sabes que es fruto de todo tu trabajo.

 La SUERTE sólo Dios sabe a quién le toca, pero el ÉXITO siempre es merecido. ¡Gánatelo! ¡Tú puedes lograrlo!

Armando Ruiz Correa

(Reflexión sobre lo aprendido)






¡El Éxito es para quien lo merece!
Article Number: 356
Read. 122 Time.
Rate this article.
Thank you for your vote.

This article was written by:

Contact Me.

  • Email
View More. Close.

article.Autor.author_review

Other articles written by this Author.